Decoración ideal para una habitación de bebés

Decoración de bebéAnte la llegada de un bebé, o cuando este ya se encuentra en el hogar, es sabido que los padres hacen un gran esfuerzo para recibirlo en las mejores condiciones.

Y esto puede resultar muy beneficioso, ya que de acuerdo a varios especialistas, el esfuerzo y tiempo que pongan las futuras madres y padres en preparar el espacio para el nuevo integrante de la familia contribuye a fortalecer los lazos afectivos entre unos y otros.

¿Has pensado ya en el ambiente con el cual te gustaría recibir a tu hijo o hija? ¿Quieres darle alegría, acción, tranquilidad? Son muchos los estilos y sugerencias que puedes aplicar, tantos que quizás no sepas por dónde empezar, razón por la cual te dejamos con algunos tips para que no haya confusiones ni enredos.

1. Ambiente clásico

Los colores neutrales y claros, como el beige o el blanco, más el número justo de muebles tradicionales, dan vida a este tipo de habitaciones.

Si bien es más probable que este estilo se utilice a mayor edad, dado que no existen muchos estímulos visuales, lo cierto es que lo clásico da una apariencia de limpieza y mayor espacio, que pueden decorarse perfectamente con dibujos infantiles y cuadros de ese estilo, así como estantes, cajas, etc.

Si te interesa que tus hijos crezcan en un ambiente más bien sencillo y sin muchas distracciones, además de las propias que debe tener un bebé, entonces este estilo es el más adecuado.

2. Ambiente alegre

En este caso, dejamos de lado los colores claros y suaves, para dar paso a tonos más vibrantes, aunque no hay que exagerar en este aspecto, la idea es que el niño o niña no se vea sobre estimulado.

Los adornos deben incluir la viveza del rojo o el amarillo, así como los temas comunes que encontramos en este tipo de habitaciones, como son los circos, globos, animales de la selva, autos y aviones, etc.

No hay problema aquí, con incluir muchas decoraciones y papeles tapices con los motivos antes mencionados, lo importante eso sí es que se haga todo sobre una base de color neutro como el blanco, de esta forma habrá un balance entre las emociones de la decoración y la tranquilidad de la pintura.

3. Estilo moderno

Cuando nos referimos a moderno, hablamos básicamente de incluir tendencias y jugar con ellas. Por ejemplo, utilizar luminaria de última generación y juntar muebles, tales como mezclar una cuna común y corriente con un sofá cama que no se esté utilizando.

También puedes utilizar telas de colores y texturas de todo tipo, que den indicios de una personalidad extrovertida y que se ajuste a una realidad más activa y de querer estar actualizado con las nuevas corrientes. Por lo general, colores poco convencionales calzan con esto, tales como el rojo o el morado, así como muebles y adornos reciclados, tendencia que está muy en boga hoy.

Por último, en vez de decorar con cuadros clásicos y/o figuras de ese tipo, puede ser una mejor opción incluir posters o cuadros de las películas, series y personajes que están causando sensación en la actualidad.

4. Estilo Provenzal (francés)

Un estilo un poco más estilizado, donde se mezclan los colores suaves y claros para dar una sensación de mayor higiene y delicadeza.

De hecho, los materiales incluyen a la porcelana como artículos para guardar cosas y el barniz en los muebles que entreguen un aspecto más detallado y de envejecido a los muebles, lo cual se ajusta perfectamente a corrientes más europeas.

En cuanto a iluminación y decoración, el cristal o el hierro calzan con este ambiente francés, así como decoraciones antiguas que pueden encontrarse en bazares y tiendas de sectores tradicionales de la ciudad. Lo bueno de todo esto, es que es un estilo que no distingue entre hombres y mujeres, de hecho aportará a darle

5. Ambiente romántico

Irse a lo más tradicional y del milenio pasado es también una buena opción, sobre todo cuando de habitaciones de niñas se trata, ya que la decoración es marcada principalmente en ellas.

Incluir estampados y dibujos de corazones, ositos, mariposas, etc., es lo que incluye el romanticismo. También es común que las telas y ropa de cama incluyan encajes y bordados, siempre con motivos románticos como las flores y colores claros, como los pasteles o el rosado, aunque tampoco se puede excluir el amarillo o incluso el verde claro.

6. Estilo retro

A veces calzan muy bien los juguetes antiguos de madera, combinados con telas de lunares y colores suaves, así como papeles murales que evoquen antiguas tradiciones dignas de la casa de la abuela.

Los colores suaves suelen dar una sensación de mayor espacio, tal como en las casas antiguas, así como transmitir simpleza; por su parte, colores más fuertes recrean estilos asociados a los años setenta, tanto por la música como por las innovaciones de la época.

También puede incluirse en la decoración, algunos trajes antiguos y enmarcados, de forma tal de tener cuadros nostálgicos y que pueden adecuarse tanto para niños o niñas, que de seguro sentirán cómo las tradiciones se impregnan en ellos.

¿Y tú, ya decoraste la habitación de tu bebé? Si aún no lo haces, fíjate en qué estilos pueden ser los que más se acomoden tanto a ti como al nuevo integrante de la familia, desde el romanticismo a la modernidad, son muchas las opciones que puedes elegir.

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

, , , ,

No comments yet.

Deja un comentario